¡Esto no es vida!

Hace mucho que no escribo, pretendía volver sigilosamente como una marea que repta por la asolada arena llevando la vida a los pies del adormilado turista, pero no puedo. No es mi primer intento, pero sí será el último, llevo dos meses con una idea que necesito escupir, compartir para que no muera conmigo.

Hace meses conocí a un alto directivo de mi empresa que ya vislumbraba una dorada jubilación. Sólo compartimos una cerveza y unos minutos de su tiempo, pero fue suficiente para que casi creyera lo que me decía. Había trabajado mucho durante su vida, llegando incluso a perderse prácticamente la totalidad de la infancia de sus hijos. Se sentía orgulloso de su esfuerzo pero no podía evitar que su voz grave reverberara al hablar de su familia, consideraba un error su ausencia, error que iba a solucionar dedicándose por entero a sus nietas y a la pesca. Habló de esfuerzo y dedicación, pero sobre todo de tenacidad y aguante, de cómo, tras una vida de penurias, llegaba la recompensa. No tuvo una gran despedida, simplemente desapareció. Un cáncer de páncreas arrancó los planes de una mente lúcida, de un premio merecido, de una voz que casi me convence. No es justo joder, ni siquiera pudo pasar el verano con las nietas.

Parece un argumento tan sencillo como una película de mediodía, pero aun así, la obsesión por el éxito y el reconocimiento me impedían verlo. ¡Eso no es vida!

Que le den por culo a la corbata y a trabajar de sol a sol, vivid cada instante que podáis. Que se caiga el boli para ir con la familia, para tomar cervezas, para hacer deporte, para simplemente tocaros los huevos. ¡Qué más da! ¡Haced algo! ¡Vivid! Ya es hora de lanzarse, de abandonar el miedo ante idea absurda que nunca se producirá.

Todos conocemos un caso de éxito, utilizadlo como cliché si os da la gana pero que no os impida vivir. Olvidad la puta película de Disney y enamoraos mil veces, que ya sabréis cuándo hay que luchar realmente. Nos imponemos un sufrimiento pensando en una recompensa que jamás llegará, nosotros no somos esa persona elegida, ese gurú que se ha autorrealizado con veinte años, ese artista cuyo nombre perdurará o el atleta que gana la medalla de oro. No lo sois, y si os sujetáis a esa idea vacía, a ese sueño irrealizable, el cáncer llegará de una forma u otra. En la vida no hay recompensas.

Reconozco la importancia de un camino, de una meta, de un ideal que se puede llegar a alcanzar, pero alejaos de la tierra y entrad en el campo, de ese camino se puede salir y entrar mil veces, no afectará realmente al resultado. ¿Por salir de noche del trabajo vas a cambiar el mundo? Conozco gente que vive más en una semana que otros en toda su vida, alimentémonos de experiencia, vivamos, que unos miles de euros más no cambian nada.

Qué fácil es caer en el simplismo, en la orgía zen de vida, sexo, amistades, viajes y cero sufrimiento. No nos limitemos, elijamos el sueño que queramos, muramos por conseguir cumplirlo, lloremos, suframos, desesperémonos por no conseguir algo que realmente merezca la pena, pero entremedias vivamos, joder, vivamos. Nuevamente elegid el cliché que os plazca, el mío es vivir de la escritura, vivir en una playa sin tiempo, en una casa sin tabiques y con una pareja que sepa sentir. Entre desnudeces pasaría las mañanas de escritura, y por las tardes sólo tendría que coger una mano que me estremece y esperar que la marea sorprenda mis pies de turista adormilado.

“Arte extraño el de nuestras necesidades que trueca en preciosas las cosas más viles”.

W. Shakespeare.

sample

Imagen: Sample. Cedida por el autor: Abzurdo. Podéis encontrar más dibujos sugerentes en su blog, tenéis el enlace en mi blogroll.

Esta entrada fue publicada en A solas con un vino, Relatos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Esto no es vida!

  1. Director de marketing dijo:

    En las ultimas horas, mi correo se ha saturado de miles de potenciales patrocinadores que querian poner pasta sobre la mesa. No entendia nada….
    Tras leer lo articulo lo entiendo todo…. Que cojones! Tu no necesitas un director de marketing, me piro a disfrutar de la vida.

  2. MRV dijo:

    Cojonudo…una hostia de realidad.
    Gracias por la reflexión…

  3. ruiseñor dijo:

    Tenemos que despertar!
    Meridiano y profundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s