Árboles vivientes

Escribí el otro día sobre los nómadas de sentimientos, como todo extremo, tiene otro completamente diferente pero, en esencia, no deja de ser lo mismo. Se trata de un personaje más común, icono de la reflexión, campeón de la meditación y de las listas de pros y contras; tan perenne como el tiempo, y sin embargo, tan estanco como un charco que sólo espera a consumirse.  Se les puede ver en la barra del bar, con las patas de un taburete viejo a modo de raíces, aguardando algo que no llegará nunca. Son los árboles vivientes.

Toda gran obra lleva aparejada un tiempo de construcción, desde la volátil idea hasta el trabajo finalizado pasan innumerables momentos que cimentan un trabajo maquetado en la imaginación. Estos momentos significan tiempo, tiempo invertido en pos de un ideal, que no gastado en la futilidad de una improvisación.

Cuando los árboles se encuentran en los primeros pasos de una aventura, reflexionan. Escogen las mejores opciones para que la raíz del sentimiento asiente fuerte en sus corazones, para que luzca un follaje frondoso con que acicalar su intelecto. Lucen profundas ideas de réplica imposible, aderezadas de vastos conocimientos que como golosos frutos, usan en la mercadería de los consejos. Se les tiene por tótems de la sabiduría y el conocimiento en el tema en el que hayan decidido florecer, pero sin embargo, sus bellas flores son tan efímeras como un suspiro.

Abstrayéndose de los dichos de sabiduría con que polinizan sus alrededores, uno se pregunta si ese mínimo mecer de su copa es realmente flexibilidad o simple apariencia. Sí, pueden intentar aparentar movimiento, experiencia, vida, pero unas raíces tan profundas les impiden dar un mísero paso, no digamos saltar al vacío persiguiendo un sueño.

La profundidad de sus valores, cimientos o raíces es tal, que jamás podrán atisbar el otro lado de la montaña, avaros de su intelecto o su ética, no pretenden abrirse a un mundo que les rodea y al que temen, sino cambiar su entorno para convertirlo a su confort. Son esclavos de sus propias tradiciones, sombras de una única idea.

Se mostrarán verdes y sanos, pero en cuanto se rasgue mínimamente el tronco aparecerá la carcoma en forma de envidia hacia aquél que sí tiene la osadía de perseguir un sueño, o simplemente, dejarse mecer por un destino que le arropa con el cariño de una madre.

Probablemente nunca sabrán lo que es ver marchar un amor por el que has empeñado el alma, no conocerán el desamparo del que lo ha perdido todo, la desesperación por un sueño que se fragmenta, son incapaces de comprender la autodestrucción. Pobres… La vida es regeneración, cambio, destrucción y creación, lágrimas y alegría, dualidades que se retroalimentan. Jamás serán asolados, pero por eso mismo, no podrán crecer de nuevo.

Terminarán pudriéndose por dentro, aferrados a una idea que les dio fuerza para germinar pero que acabó por convertirse en el último clavo de sus tumbas. No abandonarán la relación convenida para buscar el amor convulso, excitante y apasionado; no conocerán ninguna cultura diferente que alimente la suya propia. Me cuesta darle un final a algo que, con algo menos de apego a la tradición, se podría haber convertido en grandioso. Me imagino al árbol viviente escuchando a Maná, irremediablemente sentado en la barra de un bar mientras espera que alguien acuda a salvarlo podando las raíces que le mantienen unido a su orgullo y miedo.

“En verdad no puedes crecer y desarrollarte si sabes las respuestas antes que las preguntas”.

Wayne W. Dyer

Imagen cedida por: Abzurdo

Imagen: Waiting to be rescued. Cedida por el autor: Abzurdo. Podéis encontrar más dibujos sugerentes en su blog, tenéis el enlace en mi blogroll.

Esta entrada fue publicada en Café y Cigarro., Personajes, Relatos, Temáticos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Árboles vivientes

  1. ruiseñor dijo:

    Sorprendente¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s